Supera $ 250000 pesos en tu pedido y el valor del flete es totalmente gratis a todo Colombia.
We ship directly to US, Canada and Spain
Promoción
Agotado
Enfermedades oculares

Enfermedades oculares

Enfermedades oculares

Enfermedades y problemas oculares con sus causas, señales de alerta y tratamientos disponibles.

  • Miopia
  • Glaucoma
  • Ojo seco
  • Alergia ocular
  • Enfermedades de la retina

Miopía

La miopía es un trastorno común de la visión en el que puedes ver con claridad los objetos que están cerca tuyo, pero ver borrosos los objetos alejados. Se produce cuando la forma del ojo hace que los rayos de luz se inclinen (refracten) incorrectamente, lo que enfoca las imágenes delante de la retina en lugar de sobre la retina.
La miopía puede manifestarse gradualmente o de forma rápida, y con frecuencia empeora durante la niñez y la adolescencia. La miopía suele heredarse.
Un examen ocular básico puede confirmar un diagnóstico de miopía. Puedes compensar la visión borrosa con dispositivos médicos (anteojos, lentes de contacto) o cirugía refractiva.

Síntomas
Los síntomas de la miopía pueden incluir los siguientes:
  • Visión borrosa cuando se observan objetos alejados
  • Necesidad de entrecerrar los párpados para ver con claridad
  • Dolores de cabeza causados por fatiga ocular
  • Dificultad para ver al conducir un vehículo, especialmente por la noche (miopía nocturna).
Con frecuencia, la miopía se detecta por primera vez durante la infancia y, por lo general, se diagnostica entre los primeros años de la escuela primaria y la adolescencia. Un niño con miopía puede manifestar lo siguiente:
  • Entrecerrar los ojos en forma constante.
  • Necesidad de sentarse más cerca del televisor, la pantalla de cine o en la primera fila en el salón de clases.
  • No ser consciente de los objetos alejados.
  • Parpadear excesivamente.
  • Frotarse los ojos con frecuencia.
¡Cuándo debes consultar con un especilaista de la visión?
Si la dificultad para ver los objetos lejanos (desdibujamiento lejano) es tan pronunciada que no puedes realizar una tarea de la forma en que lo deseas, o si la calidad de la vista te impide disfrutar de tus actividades, consulta con un optómetra. Este profesional podrá determinar el grado de miopía y asesorarte sobre las opciones que tienes para corregir la vista.
 
Busca atención médica de emergencia si te sucede lo siguiente:
  • Aparición repentina de varios objetos flotantes (partículas pequeñas que parecen flotar a través del campo visual)
  • Destellos de luz en uno o ambos ojos
  • Sombra similar a una cortina que se ubica sobre el campo visual.
Estos son signos de advertencia del desprendimiento de retina, una complicación poco frecuente de la miopía. El desprendimiento de retina es una emergencia médica y el tiempo es de suma importancia.

Defecto refractivo
Si la córnea o el cristalino no tienen una curvatura suave y uniforme, los rayos de la luz no se refractan de forma adecuada, y tienes un trastorno de refracción.
 
Por lo general, la miopía se manifiesta cuando el globo ocular es más largo de lo normal o la curva de la córnea es demasiado pronunciada. La luz se enfoca delante de la retina, y no precisamente en ella, lo que produce imágenes borrosas de objetos alejados.

Otros errores refractivos
Además de la miopía, otros errores refractivos son los siguientes:
  • Hipermetropía (hiperopía). Esta enfermedad se produce cuando el globo ocular es más corto de lo normal o la córnea no tiene la curvatura suficiente. El efecto es lo contrario a la miopía. En los adultos, los objetos cercanos y lejanos se ven borrosos.
  • Astigmatismo. Esta enfermedad se produce cuando la curvatura de la córnea es más pronunciada en una dirección que en la otra. El astigmatismo no corregido provoca una visión borrosa y distorsionada.
Factores de riesgo
Algunos factores de riesgo pueden aumentar la probabilidad de desarrollar miopía, tales como:
  • Genética. La miopía suele heredarse. Si alguno de tus padres tiene miopía, esto aumenta tu riesgo de desarrollar el trastorno. El riesgo es aún mayor si ambos padres tienen miopía.
  • La lectura y los trabajos a corta distancia. Las personas que leen mucho, escriben mucho o realizan trabajos en la computadora pueden tener un mayor riesgo de desarrollar miopía. La cantidad de tiempo que una persona juega a juegos electrónicos o mira televisión también puede influir. Incluso el hecho de sostener el material de lectura demasiado cerca se ha relacionado con el aumento de la miopía.
  • Condiciones ambientales. Algunos estudios apoyan la idea de que pasar poco tiempo al aire libre puede aumentar las probabilidades de desarrollar miopía.
Complicaciones
La miopía se asocia con una variedad de complicaciones de leves a graves, como las siguientes:
  • Calidad de vida reducida. La miopía no corregida puede tener efectos sobre la calidad de vida. Tal vez no puedas realizar una tarea tan bien como te gustaría. Además, la visión limitada puede restarle valor al disfrute de las actividades diarias.
  • Vista cansada. La miopía no corregida puede hacer que entrecierres los ojos o los sometas a esfuerzos para poder mantener el enfoque. Esto puede generar vista cansada y dolores de cabeza.
  • Seguridad deficiente. Es posible que tu propia seguridad y la de otros se vea amenazada si tienes un problema de visión no corregido. Esto puede ser realmente serio si conduces un automóvil u operas maquinarias pesadas.
  • Carga financiera. El costo de las lentes correctivas, los exámenes de la vista y los tratamientos médicos puede subir, en especial con una enfermedad crónica como la miopía. La reducción y la pérdida de la visión también pueden afectar el potencial de ingresos en algunos casos.
  • Otros problemas oculares. La miopía grave aumenta un poco el riesgo de tener desprendimiento de retina, glaucoma, cataratas y maculopatía miópica (daño en el área central de la retina). Los tejidos presentes en los globos oculares largos se estiran y adelgazan, esto ocasiona desgarros, inflamación, el surgimiento de nuevos vasos sanguíneos que son débiles y sangran con facilidad, y cicatrización.






 
 

Glaucoma

Cuando se habla de glaucoma se hace referencia al ¨ladrón silencioso de la visión”. Por lo tanto es muy importante saber que el glaucoma es una condición ocular en la cual hay un aumento de presión dentro del globo ocular, debido a la presencia de fluido excesivo; ésta presión aumentada puede dañar las fibras nerviosas del nervio óptico, (en la parte trasera del ojo). El glaucoma puede afectar a todos pero las personas, que presenten una o más de las siguientes características, pueden tener mayor riesgo de desarrollar la enfermedad:
  • Presión intraocular elevada
  • Hipertensión
  • Edad mayor a 40 años
  • Diabetes
  • Antecedentes familiares de glaucoma
  • Raza oscura
  • Tratamiento prolongado con esteroides
  • Altos grados de miopía

Ojo Seco

Cuando sientes el ojo “pesado” con una sensación de quemazón; podrias tener ojo seco: 
El ojo seco puede tener diversas manifestaciones que pueden ir desde la ausencia de síntomas hasta, en casos graves, presentar una alta sintomatología. Los síntomas asociados al ojo seco son muy inespecíficos. Las quejas de los pacientes se relacionan con sensaciones de “quemadura” ocular o ardor, enrojecimiento de los ojos, picazón, secreción, sensación de cuerpo extraño o “arena”, dolor, sensación de resequedad del ojo, fotofobia, infecciones de repetición, párpados pesados y fatiga ocular. Los síntomas típicamente muestran una fluctuación diurna y un agravamiento en ciertos ambientes y con ciertas actividades (uso de computadoras, exposición al aire acondicionado, humo de cigarrillo, clima caliente o seco, etc.)
 
Existen algunos factores que pueden influir en los síntomas del ojo seco:
  • Edad: El envejecimiento produce una atrofia de las glándulas lagrimales que ocasiona un flujo menor de lágrima. La flacidez del párpado senil es un factor de desestabilización de la membrana lagrimal. Estos pacientes acostumbran a ser más sensibles a las alteraciones externas que pueden provocar síntomas de ojo seco.
  • Normonas: Las alteraciones en los niveles de estrógenos o andrógenos pueden predisponer a la manifestación del ojo seco, como lo que ocurre durante el embarazo, la menopausia o el uso de anticonceptivos orales.
  • Trabajo: La frecuencia del parpadeo puede disminuir de acuerdo con la actividad del paciente. Por ejemplo, es menor durante la lectura que cuando se trabaja frente a una computadora o se realizan actividades que requieren atención (películas, juegos, etc.
  • Medio ambiente: Los ambientes secos, contaminados, fríos, la calefacción o el aire acondicionado en las cabinas presurizadas, contribuyen a la desestabilización de la membrana lagrimal.
  • Medicamentos: Varios medicamentos sistémicos producen una disminución de las secreciones exocrinas, exacerbando los síntomas del ojo seco. La toxicidad de algunos conservadores, utilizados en las gotas para los ojos, elimina la grasa de las lágrimas. Esto favorece su evaporación.
  • Irregularidades de la superficie ocular: Cualquier elevación o depresión de la superficie ocular puede causar una ruptura en la distribución uniforme de la membrana lagrimal, lo que provoca los síntomas del ojo seco.

Alergia Ocular

Cualquier de nosotros puede tener “alergia” a algo especiífico. La conjuntivitis alérgica es una enfermedad inflamatoria de la superficie ocular, que afecta aproximadamente al 25% de la población en general, con singular impacto e incidencia en los aspectos económico y social. Puede presentarse sola o asociada a otras enfermedades alérgicas, fundamentalmente, a la rinitis. 
Infecciones e Inflamaciones Oculares
Para los casos de conjuntivitis bacterianas, profilaxis pre y postoperatoria e inflamaciones oculares.

Enfermedades de la Retina

La retina es responsable de convertir los rayos de luz en señal eléctrica, la cual sigue por el nervio óptico hasta el cerebro, donde la imagen es formada. La región más central de la retina se llama mácula y tiene el objetivo de permitirnos ver los detalles y el movimiento. Así, cualquier enfermedad que acometa específicamente en esta región, genera una mancha central en la visión del paciente. Algunas de las enfermedades relacionadas con la misma son retinopatía hipertensiva, retinopatía diabética, desprendimiento de retina, oclusión venosa y degeneración macular asociada a la edad entre otras.

TRANSLATE SITE